Algo más que palabras PDF Imprimir E-mail
"Carta primera y única de Dulcinea a Don Quijote" - César García  
Quijote 
Estimado Sr. Alonso Quijano, alias Don Quijote de la Mancha:

Ha llegado a mis castos oídos la noticia de que andáis de claro en claro por las noches y de oscuro en oscuro en vuestros días, suspirando y gimiendo, con ayes tales que hendirían las piedras si ellas tuvieran también oídos. Y todo ello, al parecer, por una dama esquiva a quien llamáis Dulcinea y situáis en El Toboso, por quien vuestro fuerte brazo está intentando “facer las fazañas” más maravillosas del mundo, peleando con gigantes, malandrines, bellacos y demás ralea que pulula por todas partes y por ninguna, porque de otro modo, en llegando al Toboso yo misma habría hendido sus cabezas, como melones, sin necesidad de ayuda.

Por las señas que dais -especialmente la de nacida, criada y residente en El Toboso, sin mentar otros datos que se le escaparon, al parecer, y sin pretenderlo al narrador de vuestras aventuras, un tal Cide Hamete Berengeli- todo me señala a mí, Aldonza Lorenzo. Tan solo lo de “dama” no me cuadra, porque a mí, estimado señor, me han llamado de todo, menos “dama”. Moza aguerrida, mujer rolliza de carnes abundantes, moza de partido… todo ello sí, pero “dama”, lo que se dice “dama” no me ha llamado nadie. Todo ello lo soporto con resignación cristiana, excepto lo de “moza de partido”, que no lo soy, como lo saben muy bien quien han osado llamármelo a la cara, porque ellos sí son ahora “mozos partíos”.

Tampoco me hace la menor gracia que constantemente lleguen a mi pueblo caballeros, caballos y rocines, preguntando por una dama, una tal Dulcinea del Toboso, y se alleguen a la humilde morada que comparto con mis padres y hermanos, y allí se burlen y se tronchen de risa, siguiéndome a todas partes, dando saltitos de rana y señalándome mientras dicen con voz aflautada: ¿No es esta acaso la sin par Dulcinea del Toboso, la más “fermosa” dama que han visto los siglos? Y hasta me siguen al corral, incluso cuando debo hacer mis necesidades, y allí se quedan como espantapájaros todo el día, que esto es mucho más de lo que una mujer decente puede soportar.

Como usted comprenderá, señor Don Quijote, no es mi mano la que se desliza por el virginal papel, sino la de un escribano que pasaba por aquí y a quien le he pedido le escriba, a cambio de la promesa de un queso, para advertirle que deje de señalar El Toboso como la residencia de su dama y señale cualquier otro, Puerto Lápice, Tomelloso, Alcázar de San Juan y hasta si me apura, Membrilla, donde he oído que vive un “hijosdalgo” que no hace ascos a dama alguna y a quien vuestro fuerte brazo debería echar a lanzadas
.
Ha llegado también a mis castas orejas numerosos rumores sobre su persona y sobre lo “grillado” que está, que es capaz de confundir molinos con gigantes y a una pobre moza, feúcha y entrada en carnes, con una de esas damas “florero” que se pasan las horas muertas exhibiendo vestidos y sonrisitas delante de bolsas colmadas de maravedíes. A esas sí que las mandaba yo a la fuente, con media docena de cántaros y a echarle de comer a los cerdos, o a “facer” quesos o a pisar uva para “facer” vino. Que nunca me gustaron “las mujeres florero” y menos si dejan que otros mordisqueen su flor más preciosa, como al paso, como por galanteo. A esas les daba yo “galanteo y medio”, que esas sí que son “mozas de partido”, aunque vistan sedas y escondan sonrisitas tras abanicos. Que esta es tierra dura y soleada pero de gente trabajadora y honrada y si el excesivo sol y la excesiva lectura de “culebrones” derrite seseras, eso forma parte de la lógica de la naturaleza, que nos dio mucho sol y poca sombra, mucha tierra y poco agua, aunque con este vino, este quesos, estas migas y la “fermosura” de tanta dama bien plantada –aunque conmigo la naturaleza fuera más bien esquiva- nada tenemos que envidiar a otras castillas o a otras tierras de Dios.

En fin, que no digo que no agradezca que me haya encumbrado a dama y me haya hecho la mujer más “fermosa” de la Tierra, pero para aguantar a tanto Pánfilo de Narváez que llega al pueblo y no poder catar ninguno, ni siquiera a “vuesamerced” que aunque magro de carnes y edad provecta, tal vez supiera despojarme de la virginidad mejor que muchos, y para sufrir tantas burlas no necesito yo estas alforjas. Así que mejor sería que dejara de señalar al Toboso y lo hiciera hacia otros pueblos, que también tiene derecho a tener a sus “Dulcineas” y ser visitados por cuanto caminante recorra estas tierras.

Tonto, tontuelo, “tontuelico”, que mi corazón salta en el pecho cuando pienso en el amor que podría darme un hombre capaz de rebajar mis carnes, adecentar mi figura y dulcificar mi rostro, solo porque el amor se le ha subido a la sesera. Que aunque todo este equívoco sea producto de su locura, tal vez todos los hombres deberían estar locos y así muchas mujeres no quedaríamos para vestir santos, que yo ni siquiera eso, ¡que como no vista cerdos! Perdón, perdón. Escribano, borre eso, por Dios se lo pido. *

*Nota del escribano: No lo borré, je,je.

POSTDATA:

Sr. Don Quijote, soy el escribano, que se ha visto obligado a escribiros esta misiva, muy a mi pesar. No he podido resistirme al queso manchego ni a la esperanza de que “Aldoncita” me pagara en carne. Que aún las mozas menos agraciadas de esta tierra tienen un “algo” que a mi me pone patas arriba. Soy del lluvioso, oscuro y neblinoso norte, y tanto sol ha debido reblandecerme la sesera, como a usted, porque llevo un buen rato intentando que la moza me pague en carne, pero ya no será posible, porque me acaba de dar un buen “quesazo” en la cabeza.

Debo advertirle que aparte de la caligrafía, también el estilo es mío propio, que si hubiera copiado literalmente el vocabulario de “Aldoncita” no recibiría “vuesamerced” una misiva, sino sapos y culebras.

Partiré raudo, no sea que se enfade también conmigo e intente “matar al mensajero”, que al parecer se encoleriza fácilmente. Pero no sin antes solicitarle me remita, a la mayor brevedad posible, las direcciones de las damas que se mencionan en su historia, y algunas más, las que quiera, porque si a “vuesamerced” no le hicieron caso tal vez me lo hagan a mí. Le doy la dirección del barbero de su pueblo, buena gente, y que me ha jurado no desvelar mi paradero, a cambio de que le pase las damas que yo deseche. ¡Que Dios bendiga a esta tierra de buena pitanza, buena holganza, y algún que otro rijoso! Y termino que “Aldoncica” me intenta dar en la cabeza con un cántaro. Ha debido de escapárseme algún párrafo en voz alta y no cesa de decir que todos los hombres somos iguales, machos, carnales y repugnantes sabandijas sin conciencia. Que está pensando en ir a buscarle, señor Don Quijote, y echarse en sus brazos para siempre. Aproveche la ocasión.

 

Iniciar Sesión

Foto "SYM" Ranking

Antoni 20
RamonFc 14
Isidro J. Gavilán 14
Ribasca 13
Jeno 12
Espartano 10
Fardels 10
Javier Morales 9
Sorginetxe  9
Jasdg
8
  1. * Actualizado: Marzo 2018

Rincón del Usuario

Conociendo a

"Iñigo Gómez de Segura"

(Sorginetxe)

Iigo_1r

Galería del mes

5.Mayte

"MayteMuro"

Imagen aleatoria

Objetivo solidario

 unicef_logo_es

Siria

Guerra en Siria

La vida de 8 millones de niños está en grave riesgo.

Seamos solidarios

Páginas amigas

Espaifotografic

enfoca2

Fotografodigital

Equipo Sonymage

Equipo_2017_r

Detrás de Sonymage existe un Equipo humano que lo hace posible

Conócenos !!!

Facebook

Facebook


Twitter

Twitter_Sonymage

Libro de cortesía

libro_de_visitas_1

Deja la huella de tu paso por Sonymage

Creative Commons

by-nc-nd.eu_petit

Taller de Revelado

23ª Edición: Marzo 2018

Participa donando un formato raw y/o realizando la edición del formato RAW que mensualmente te proponemos --->  NORMATIVA

Raw aportado: Pedro Estévez (Pedro_66)

Versión Ganadora: José Angel Niño (Anikuni)

   

 

Pedro66

anikuni

¿Cómo se hizo?...

dedo_apuntandoclick-aqui-png

Enhorabuena compañero !!!
   
  

 

Copyright © 2010 www.sonymage.es. Todos los derechos reservados.